El significado del Nombre Supremo: Allah

Allah es el nombre por el que Dios se llama a si mismo en el Corán. Es el nombre supremo revelado que no se puede aplicar nadie ni a nada. Es un nombre que ya se encontraba entre los árabes antes del Islam puesto que fue revelado en escrituras anterioes, como la Torá y la Biblia, y que Allah confirma en el Corán.

Allah no es la traducción árabe del vocablo ‘Dios’; aunque Allah sí es Dios. El nombre de Allah reúne los singificados de todos Sus nombres y atributos y se refiere a Su esencia, una y única.

Dice Allah en el Corán:

Él es Allah, Quien no hay dios sino Él, el Conocedor del No-Visto y de lo Aparente. Él es el Misericordioso, el Compasivo. Él es Allah, Quien no hay dios sino Él, el Rey, el Purísimo, la Paz, el que da Seguridad, el Vigilante, el Irresistible, el Compulsivo, el Soberbio. ¡Gloria a Allah por encima de lo que asocian! Él es Allah, el Creador, el Originador, el Modelador. Suyos son los nombres más hermosos. A Él Lo glorifica cuanto hay en los cielos y en la tierra. Y Él es el Irresistible, el Sabio. (La Concentración, 22:24)

Allah es el nombre que reúne el significado de todos su Nombre y Atributos. Y dice Allah en el Corán:

Di: Llamad a Allah o llamad al Misericordioso, como quiera que Le invoquéis, Él tiene los nombres más hermosos. (El Viaje Nocturno, 17:110)

Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos. (La Apertura, 1:2)

Todo lo que hay en los cielos y en la tierra glorifica a Allah. (El Hierro, 57:1)

Él es Allah, Quien no hay dios sino Él, el Conocedor del No-Visto y de lo Aparente. (La concetración, 59:22)

Y dice el  Imâm Ismâ’îl An Nabahânî, que Allâh le tenga en Su misericordia:

“(Allah) Es el Nombre del Verdadero Ser existente que reúne el conjunto de los Atributos Divinos, que es descrito por los atributos del Señorío y que solo Él posee la verdadera existencia. Cada ser existente fuera de Él es diferente de Él y no tiene existencia por si mismo sino por Él, dado que es Él quien lo trajo a la existencia. Así, este ser cuya existencia es creada es en realidad perecedero y no existe sino con respecto a Él, y todo ser existente es perecedero excepto Su faz.

Además parece que en virtud de esta significación, se trata de un nombre propio y que todo lo que pudo ser dicho sobre su derivación y su etimología es un abuso del lenguaje y un error.

Sin embargo, [el Nombre Allâh] es el más grande de los 99 Nombres porque abarca el conjunto de los Atributos Divinos, sin excepción, y también porque es el más específico de los Nombres Divinos: nadie fuera de Allâh puede apropiárselo, ni realmente, ni metafóricamente. No podemos imaginar que se pueda atribuir el sentido de este Atributo al siervo, contrariamente al conjunto de otros de los Nombres Divinos los cuales pueden tener una significación particular y ser válido para cualquiera, como por ejemplo Al Qâdir (El Poderoso), Al ‘Alîm (El Conocerdo), Ar Rahîm (El Misericordioso hacia los que lo merecen), y con los cuales un servidor puede ser calificado”. [Mukhtasar Maqsad Ul Asnâ]

El Imâm Muhammad Al Qurtubî Al Ansârî, que Allâh le tenga en Su misericordia, dijo también:

“Allâh es el más grande y el más completo de todos los Nombres. Así es que un sabio dijo que era el más grande de los Nombres de Allâh y que nadie fuera [es llamado por este nombre]. Es por eso que no tiene dual, ni plural […] Allâh es el Nombre del Existente Verdadero (Al Haqq) que posee el conjunto de los Atributos Divinos, es descrito con el Señorío y Único en poseer verdadera existencia. No hay divinidad fuera de Él. ¡Glorificado sea! También se dice que se refiere Al que debe ser adorado. Y también se dice que se refiere a Aque cuya existencia es necesaria (imperativa), que ha sido desde y para siempre”. [Al Jâmi’ li Ahkâm Il Qurân]

Y Habîb Ahmad Mash-hûr Al Haddâd, que Allâh le tenga en Su misericordia, dijo:

“Allâh es un nombre propio que designa la Esencia necesariamente existente, de tal forma que la existencia de culaquier cosa fuera de Él es efímera y tiene su origen en Él. Este Nombre no fue dado a nigún otro jamás, ya que dice (exaltado sea):

¿Conoces a alguien que tenga Su nombre? (Sûrah de Mariam, 19:65).

Es el Nombre más grande, que indica la Esencia que abarca la totalidad de los Atributos Divinos. Todos los otros Nombres son explicaciones del primero y pueden ser devueltos a él. Son Sus Atributos y Su descripción. Los Nombres pueden ser numerosos pero todos significan El Único, es decir Allâh.

No podemos entrar en el Islâm sino por Su Nombre: Allâh. Ningún otro nombre es aceptable. Y siendo que no puede ser remplazado por otra palabra, no podemos decir “Lâ ilâha illal Ghaffâr”, ni “Lâ ilâha illa r-Rahîm “, o “Al Jabbâr”. Solamente podemos decir “La ilâha illa Llâh”. Así lo expresan el Qur’ân y los ahâdîth, porque así se expresa la naturaleza esencial del conocimiento Divino de la mejor manera y porque este Nombre Le pertenece, puesto que es el [nombre] más conocido, más perfecto y más evidente de todos. Lo empleó para hablar de Sí Mismo, para darse a conocer a Su creación, y ordenó a la humanidad emplearlo para suplicarle”. [Miftah Ul Jannah]