Espacios

Queremos hacer que el espacio arquitectónico del proyecto no solo luzca por su belleza externa sino que sea un foco constante de actividad. Será diseñado de forma que sea acogedor no solo para los miles de musulmanes de la ciudad y visitantes sino para los vecinos de esta también. Un lugar abierto en principios y arquitectura.


Recepción e información

A pesar de las diferentes áreas que tendrá el centro, la recepción será común para todas ellas, desde allí se atenderán y resolverán todas las consultas que puedan surgir.

Sala de Conferencias

Un espacio activo, para la difusión del conocimiento. Una sala a la que podrán acceder para su uso diferentes organizaciones. Estará dotada de los medios audiovisuales necesarios para los eventos que acoja.

Oficinas

Las oficinas serán de dos tipos, las de uso interno para la dirección y gestión del centro y las que pongan a disposición del público los servicios que tendrá el centro. Desde una oficina de negocios e inversiones, de turismo, inmigración y asesoramiento jurídico a la consulta médica.

Sala de Oración 

Mezquita; procede de la palabra árabe masyid que significa lugar de postración. Este espacio destinado al establecimiento de las cinco oraciones obligatorias y del yumu’a de los viernes debe ser un lugar amplio, limpio y seguro. Con espacio tanto para hombres como para mujeres y acondicionamiento para las abluciones necesarias antes de rezar.

Tanto el interior como el exterior de esta se diseñara de forma lo más similar posible a las miles de mezquitas que hubo y de las que aún quedan vestigios en esta gran ciudad. Un espacio que sume al patrimonio arquitectónico y cultural de Sevilla.

Biblioteca

Una biblioteca especializada en la difusión y estudio del mundo islámico y el legado andalusí. Contará con una gran colección de obras de referencia a disposición de todos los que quieran hacer uso de ella, además de un catálogo de consulta a través de internet con el fin de hacerla más accesible.

Comedores comunitarios

Los comedores comunitarios contribuirán a cubrir las necesidades de visitantes, recepciones, trabajadores y con la posibilidad de prestar servicio a personas con dificultades económicas. Empezando por dar una comida todos los viernes después del Yumu’a.

Jardines

La naturaleza es una constante en todo el mundo islámico, siendo sus jardines y fuentes lugares de gran relevancia. Los jardines serán un espacio de acceso publicó ayudando a mejorar el acondicionamiento y embellecimiento del entorno donde se encuentre.

Aulas / Clases / Talleres / Niños

Para albergar las diferentes actividades que se quieren realizar, las instalaciones del centro contaran con aulas donde se impartirán clases o realizaran talleres, espacios para los niños tales como guardería y salas multiusos para prensa, convenciones y acontecimientos de todo tipo.

Tiendas

La idea de hacer el CCIS autosuficiente obliga a dotarlo de elementos que produzcan beneficios, como podrían ser tiendas, generando con esto una actividad productiva desde un punto de vista socioeconómico. Las posibilidades son inmensas pudiendo acoger casi cualquier negocio.

Restaurante / Café

Bien el centro, o cualquier arrendatario por cuenta propia, se encargará de poner en funcionamiento un restaurante/cafetería con el distintivo halal, un concepto que es sinónimo de sano, permitido o calidad. Haciendo de este un atractivo turístico para el creciente turismo musulmán.

Parking
Un aparcamiento público con el mayor número de plazas posible, ofrecerá, una vez más, la opción de surtir de medios económicos al CCIS para desenvolver holgadamente las tareas pretendidas, así como una mejora de las opciones de aparcamiento en la zona en la que se ubique.

Deja un comentario