Breaking News

Iftar institucional con la Mezquita Badr, de Estepa, Sevilla

El centro cultural Islámico BADR, celebró anoche lo que en la cultura Musulmana se denomina IFTAR, o la ceremonia en la que se rompe el ayuno que durante toda la jornada han mantenido con profundo rigor.

Cada noveno mes del año lunar, la comunidad Musulmana celebra el Ramadán, el mes sagrado para el Islam, el mes en el que Mohammed, paz y bendiciones sobre el, tuvo la primera revelación de libro sagrado del Corán. Durante los casi 29 días que dura el Ramadán, los musulmanes practican el ayuno desde el alba hasta la puesta del sol. Y cada tarde, en ese preciso momento en el que el último rayo de sol se esconde por el horizonte, los musulmanes rompen el ayuno y rezan dando gracias a Allah. A este momento en el que rompen el ayuno y beben su primer vaso de agua del día le llaman IFTAR. A esa fiesta familiar quiso la comunidad musulmana de Estepa, en la tarde de ayer, invitar a todos los vecinos y vecinas de nuestro pueblo.

Los musulmanes estepeños estuvieron acompañados por la Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Estepa, María José Amador y también asistieron al acto el Padre Superior del Convento Franciscano de Estepa, representantes de la comunidad educativa y otros vecinos que quisieron conocer de cerca las costumbres de una cultura que aunque lejana en el conocimiento convive muy cerca de nosotros.

Los representantes del centro Islámico BADR contaron igualmente con la presencia de tres miembros de la Fundación Mezquita de Sevilla, entre los que se encontraban el Doctor Fawwaz y el director de comunicación de la fundación, el Sr. Jalid Nieto.
Tras la ruptura del ayuno, los miembros de la comunidad musulmana fueron llamado al rezo por el Imán, como manda la norma y seguidamente compartieron la comida que las familias aportaron para este IFTAR en la recta final de su Ramadán y en la que no faltó la Jarira, una sopa de verduras que sirve para reponer fuerzas tras la jornada de ayuno y otras delicias de la gastronomía de Marruecos.

Mª José Amador, en representación del Consistorio estepeño agradeció la invitación al acto y ofreció toda su colaboración para que la integración de la comunidad musulmana en Estepa sea todo una realidad.

Por su parte, el Sr. Jalid Nieto, de la Fundación Mezquita Sevilla, hizo hincapié en la importancia de la educación de los niños musulmanes y su verdadera integración en la sociedad estepeña. Una vez más se confían en las nuevas generaciones como solución a los problemas que los adultos no son capaces de solventar. Agradeció en ese sentido la presencia de varios maestros de Estepa en el acto.

Finalmente los representantes del CCI BADR con el Sr. Serrano y el Sr. Lahsen, su presidente a la cabeza, prepararon un bellísimo discurso para todos los presentes. Un discurso esperanzador y en el que se apostó claramente por la paz y por la integración de las personas y culturas. Un discurso en el que se explicó el verdadero sentido del ayuno, acción que se realiza como acto símbólico y solidario con los pobres.

Ilustrísimo Ayuntamiento de Estepa