Breaking News

Premio Azahar al talento investigador a Hajj Jalid Nieto, Bellavista

Bellavista reconoce la trayectoria investigadora y didáctica de Sidi Jalid Nieto, director de comunicación de la Fundación Mezquita de Sevilla.

En un acto celebrado en el Centro Cívico de Bellavista, el pasado miércoles 6 de abril. Recibió el diploma e insignia de estas menciones, y hubo de realizar el discurso de cierre del acto. Un discurso centrado en el recuerdo de los vecinos mas destacados en la construcción de una sociedad de convivencia en la década de los cincuenta y lideres del movimiento vecinal. El acto organizado por la comunidad “Ganar vida”, contó con el apoyo de la Junta Municipal de Distrito Bellavista-La Palmera y la Asociación de Vecinos “Unidad” de la que el galardonado fue presidente al principio de los 80.

A continuación el discurso de Hajj Jalid Nieto con el que se cerró la gala y una galería de fotos.

CIERRE DE LA GALA “AZAHAR” 2016

SENTIDO Y COMUNIDAD
Joaquín Nieto Moreno

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
Aquel que amó, vivió, murió por dentro
Y un buen día bajo a la calle entonces
Comprendió: y rompió sus versos.

A la inmensa mayoría. Blas de Otero

Cada hombre y mujer en su vida representa aquello en que se afana. Persevera en una acción que le caracteriza y le distingue. Y adquiere un significado por el que se le recordará.

Así cuando la vida es comunitaria y asociativa, nuestro crecer se hace más allá de las propias fronteras de nuestra familia, vivimos nuestra calle, colegio, plaza o barrio, Y como seres humanos que adquirimos individualidad y nos hacemos genuinos, otras personas van llenando de significados nuestro interior, en una coexistencia que no olvidamos. Se elevan en valor cuando los necesitamos y nos sirven de ejemplos cuando flaquea nuestra decisión.

He viajado por el mundo con mi tierra en el corazón, orgulloso de haber nacido en el cortijo del cuarto y haber crecido en Bellavista, con su gente, con los que hoy estáis aquí y aquellos que nos han dejado. Oh mis amigos del alma! Aquellos que llenaron de valores vividos mi juventud y me sirvieron de apoyo para asomarme al mundo de los afanes diversos. El mundo de la realidad ilusoria que tanto nos confunde. Si os nombro os hacéis presentes, y si os describo aparecéis vivos en mi recuerdo. Habéis marcado una dirección y dado sentido a muchas acciones y personas que os conocieron. Hoy hablo de vosotros.

Bellavista, la salud, comunidad fundada entre el año 1925 y 1938,cuyo nombre referido a un lugar, puede tener muchas historias. Pero Bellavista como hecho social tiene un valor cuyo conocimiento transforma. Los que vivieron la ruptura de nuestro país pueden comprender que significo construir una sociedad en la España de los 50. Aquí hubo una gente valiente que se arremangó y se puso mano a la obra. La primera comunidad los llegados de las penurias del canal, y los que vinieron a construir y dirigir la granja escuela de la diputación. Mano con mano trabajaron para devolver la dignidad, el honor, el respeto a una sociedad fracturada. Fueron valientes, dieron de si mismos, reconciliaron sus ideas, por el ideal de convivencia. Lo que después se llamo RECONCILIACION NACIONAL ya lo habíamos vivido aquí. Esto fue posible gracias a hombres como Juan García. Se distinguió por su fe en el trabajo, capacidad que hace a los hombres dignos de lo que la vida les da. Hombre conectado a conocimientos ancestrales que le ponía en comunión con la naturaleza, de la que tomaba sus elixires. Y esta savia profunda la disponía en comprensión hacia los demás.

He entendido muchas cosas con el tiempo, D. Juan. Yo debo nombrarle así. D. Juan Muñoz Escamilla. El Médico de Bellavista. Entregado a una gente que respetaba. El hombre de autoridad próximo, valiente, que comprendió su destino. El Hombre de ideal Xtno. que se sentó con todos los que quisieron colaborar por mejorar su barrio. Una persona sin ostentación. Que eligió hasta el final Bellavista cuando podría haber elegido otro lugar. Podría llenar páginas con su recuerdo. Pero él y su guzzi están en el corazón de todos nosotros.

Se construye sociedad, con arte y educación. Como entenderíamos la vida sin el espíritu de perfección. Lo busca el artista y lo busca el pedagogo. Nuestro barrio fue sembrado de ello.

El maestro Leo. Que para fuera era el pequeño tendero de un despacho de pan. Pero para los conocedores era la raíz flamenca hundida en el barro de Bellavista. Una simiente de energía desgarradora como los rasgados y arpegios con que hacía vibrar su guitarra. Cuna de flamencos y tocaores. Como Matilde Cabrerizo fue cuna de hombres y mujeres. Porque el maestro que lo lleva en la sangre, no hay circunstancia que desaproveche para enseñar. Doña Matilde, en su inmensa voluntad pedagógica hizo escuela con su persona. En aquella zona más deprimida de Bellavista. Elevando a sus vecinos. Abriendo puertas a generaciones. Buscando tiempo para oír y aconsejar a quien lo requería. Plantando cara a ser “una mujer” en un tiempo difícil.

Ciudadanía y derechos fundamentales. Una conquista que se hace día a día. Un esfuerzo de generaciones. Una voluntad que no podemos dejar de expresar. Y hemos de decirnos somos ciudadanos. No contribuyentes y consumidores. Y resistir al empuje de los mercados alienadores. Porque la herencia de Manolo Gonzalo, su vida de entrega a la causa de los desfavorecidos, su reiterada acción ciudadana y sindical, su impulso a no dejar perder lo conquistado le mantuvo activo en el movimiento ciudadano hasta que su corazón gastado le flaqueó. Y qué próximo tenemos a Torcuato Hidalgo. Era el ciudadano amable. El hombre que día a día hace vecindad. Con su inseparable pareja. El hombre y la mujer que juntos construyen. Una presencia que dulcificaba el saberte de este barrio luchador. Compromiso y ética del reconocimiento de lo bueno de los demás.

Querido Alonso Balosa. Que suerte liderar gente tan brava y entregada. En ti ligábamos esas expectativas de ver juntos a estudiantes y obreros. Soñamos con una sociedad de justicia, donde la voz de los sin voz se oyera. Tenaz en tu militancia. Representante de nuestras esperanzas en un ayuntamiento que siempre nos dio la espalda. Hemos dicho con orgullo, Bellavista estuvo en el primer ayuntamiento pos-franquista. Mi respeto compañero y amigo.

Nuestro barrio sabe que significa construir. Con las propias manos. En grupo, con amigos o socios de una entidad. Porque la comunidad que ha trabajado para construir un espacio para sus mayores con espíritu solidario, tiene asegurada su continuidad. Alfredo Romero. Incansablemente solidario. Con las personas y con tu barrio. Tu amor a la cultura, hizo de tu rincón de la prensa, el alma de la lectura en nuestro barrio. Cuanto ánimo a nuestros anhelos que se abrían al mundo. Cuanto consejo en las acciones que emprendíamos. Siempre receptivo. Siempre entregado.

Nosotros hemos tomado esta esencia vital. Nada puede pararnos. Como personas y como comunidad. Y hemos de seguir. Hemos de seguir. Jóvenes! estos hombres realizaron su quehacer en su vida. Mas allá del encumbramiento. Con espíritu de servicio. Respondiendo a la necesidad de su tiempo. No olvidemos que nuestra dignidad ciudadana, nuestros derechos fundamentales, libertad de expresión, de reunión, de creencia, han sido construidos con muchas vidas entregadas.

Ahora vuelvo a mi ser, torno a mi obra
mas inmortal: aquella fiesta brava
del vivir y el morir. Lo demás sobra.

Digo vivir. Blas de Otero.

Joaquín Nieto Moreno

Bellavista 6 de abril de 2016